Archive

castellano

 

Uno de los grandes problemas del microblogging es que en 140 caracteres resulta muy evidente cuando cometemos un error ortográfico.
Además de que el mal uso de las palabras (y hasta errores en su acentuación) cambia todo el sentido de la oración, una barbaridad ortográfica puede hacerle perder toda la fuerza a una frase que, correctamente escrita, quién sabe si hasta sería brillante.
No se asusten: no voy a convertir esto en una clase de Castellano. Sólamente haré una pequeña lista de lo que considero son los términos que se prestan a confusiones más comunes.
Ay, hay y ahí

 

¡Ay! Interjección. Se usa en frases como “ay, papá, tú como que tuiteas borracho”

 

Hay del verbo haber: “hay hombres que no entienden cuándo deben quedarse callados”

 

Ahí indica lugar, ubicación: “ahí mismo queda la casa”

 

A, ha y ah

A es preposición. Se usa en frases como “a veces es mejor quedarse callado”

Ha, también del verbo “Haber”. Se utiliza en casos como “él se ha presentado varias veces como su novio”.

Ah, interjección. “ah, tienes razón”
He, e
He, del verbo “haber”. Ejemplo: “te he llamado tres veces”
E, se usa en lugar de “y” cuando la palabra que viene también comienza por “i”: “Somos Carlos e Irene”
A ver, haber.
A ver, son dos palabras. Su uso parece obvio, ¿no? “Vamos a ver si entendieron”
Haber, verbo en infinitivo: “va a haber fiesta esta noche”
Echo, hecho
Echo es del verbo “echar”, arrojar, tirar: “El perro echó a correr cuando vio la carne”
Hecho: del verbo “hacer”: “del dicho al hecho hay mucho trecho”, “hecho en Venezuela”
APRÉNDANSE ESTO: Hechar no existe.
Hacer, a ser
Hacer, verbo en infinitivo que significa elaborar, confeccionar. “Vamos a hacer una colecta para el ancianato”
A ser, son dos palabras, Es otra forma de decir “será”: “Vicente va a ser abogado cuando crezca”.
Espero que mi micro lección de castellano les sea útil alguna vez. Y, tranquilos, siempre pueden decir “yo siempre me supe esas reglas”. Pero, si después de leer esto, siguen escribiendo burradas, con mi conciencia tranquila diré “yo no tengo la culpa”.